martes, 4 de junio de 2013

Involúcra a tu hijo en su mejora. Por Elena Roger Gamir pedagoga del Gabinete Solohijos


Es injusto y altamente desmotivante pedir a nuestros hijos que se acerquen a la perfección, que persigan y alcancen las expectativas inflexibles que hemos creado para ellos, por más que las hayamos trazado pensando que son lo mejor.

Exigirles la perfección es lo más desmotivante que hay para un niño o un adolescente. 
Ni quieren defraudaros a nosotros ni a ellos mismos. ¿Solución? ¡Ni lo intentan!

Conseguimos entonces hijos desanimados, con falta de objetivos y apatía permanente. Y no por falta de capacidad sino por expectativas difícilmente alcanzables.

Motívale para que mejore, no para que alcance la perfección:

En lugar de exigir la perfección, valora la mejora. Felicidades, esta semana lo has hecho mejor. Si sigues así, lo conseguirás en unos cuantos días más.

Imprescindible: explícale de forma clara y precisa qué se espera de él. Asegúrate que lo entiende. ¿Qué es lo que hemos acordado?

Céntrate en lo bueno que hace tu hijo, que es la mayoría. El error no está en tu hijo sino en tu manera de mirarlo. Comienza a fijarte más en su conducta positiva. Poco a poco, la negativa irá desapareciendo al sentirse libre, relajado y motivado para corregirse sin presión. Si hay posibilidad de error sin represalias, hay oportunidad de aprendizaje.

Comenta sus errores de manera constructiva. ¿Cómo crees que puedes mejorar esto?

Enséñale a ver, en cada error, la parte positiva y la de mejora. ¿Cual crees que ha sido el error? ¿Cómo podrías evitarlo la próxima vez?

Hazle partícipe de su mejora. ¿Qué ocurrió la semana pasada con este mismo problema? ¿Recuerdas lo difícil que te resultó solucionarlo? ¿Por qué ahora lo has conseguido? ¿Qué es lo que has hecho que no hiciste entonces y que te ha permitido solucionarlo ahora?

Enséñale a que se sienta orgulloso de su trabajo, independientemente de la opinión de los demás. ¿Cómo te sientes con lo que has conseguido?

Enséñale a que desarrolle su propio criterio ante su actuación. ¿Cómo crees que lo has hecho? ¿Qué piensas de tu trabajo de investigación?

No hay comentarios:

Somos padres educadores. Algunas citas para reflexionar :

"Para enseñar a los demás, primero has de hacer tú algo muy duro: has de enderezarte a tí mismo".
Buda

"El principio de la educación es predicar con el ejemplo."
Anne Robert Jacques Turgot

"Enseñar es aprender dos veces".
Joseph Joubert (1754-1824) Ensayista y moralista francés

"Si quieres aprender, enseña".
Marco Tulio Cicerón

"
Uno de los principales objetivos de la educación debe ser ampliar las ventanas por las cuales vemos al mundo."
Arnold H. Glasow

"
Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo".
Benjamin Franklin

"
Con mis maestros he aprendido mucho; con mis colegas, más; con mis alumnos todavía más".
Proverbio hindú

"
La educación ayuda a la persona a aprender a ser lo que es capaz de ser".
Hesiodo

"No podemos enseñar nada a nadie. Tan sólo podemos ayudarles a que descubran por sí mismos "
Galileo Galilei

"La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle".
Maria Montessori

"Uno mira hacia atrás con aprecio para los maestros brillantes, pero con gratitud para aquellos que hicieron mella en nuestros sentimientos humanos. El plan de estudios es materia prima muy necesaria, pero el calor es el elemento vital para la planta que crece y para el niño". Carl Jung


Nos gustaría que participaras enviando tus comentarios